Cuando una inundación histórica dañó hogares y familias desplazadas en el vecindario de Dove Springs en la noche de Halloween, Sendero proporcionó 100 paquetes de atención a la comunidad, cada paquete contenía una tarjeta de regalo de comestibles, mantas, toallas, calcetines y otros artículos básicos.