Sendero comenzó a cubrir los costos de inscripción para la participación en una sesión de deportes juveniles por temporada para los miembros de Sendero de 2 ½ a 18 años. Esto hizo que las clases de natación gratuitas y otros programas deportivos estuvieran disponibles para las familias de Sendero que de otra manera no hubieran podido participar.